¿Alguna vez te has preguntado el por qué la moneda estadounidense se llama dólar?




El dólar, tal cual lo conocemos, tendría un poco más de 70 años, ya que fue erigido después de la segunda guerra mundial

El dólar es la moneda del mundo: es ubicua, atractiva, permutable  y no hay persona que desconozca su existencia. Todos quisieran tenerla en su billetera, aún como amuleto. Su historia como moneda universal apenas sí tiene un lapso de 70 años, pues se erigió como tal luego de la segunda guerra mundial.

Pero hay más historias detrás del billete verde, la más llamativa es que el término no es completamente gringo, las investigaciones dan cuenta que la palabra dólar procede del centro de Europa, del Valle de San Joaquín en la actual República Checa, y proviene básicamente del término thaler, que es la abreviación de joachimsthaler, una moneda de Joachimsthal (Valle de San Joaquín) en Bohemia.

Incluso el símbolo “$” provendría de esta moneda, según indica Miguel Murillo, asesor de planeamiento y control financiero de Centrum,  en ella aparecían las columnas de Hércules, símbolo del estrecho de Gibraltar  (II) con una cintas (S) y la leyenda “Plus Ultra” (más allá) las mismas que abreviadas por el uso y el tiempo se convirtieron en el actual signo de “$” .

El dólar, símbolo de la abundancia y del derroche, no nació con la creación de los Estados Unidos de Norteamérica pues ya existía mucho antes y no era la única moneda que se usaba para intercambiar valores. En el territorio norteamericano circulaba lo que era conocido como el dólar español,  el cual, según Murillo,  era una segunda denominación para la moneda de a ocho reales creada por los Reyes Católicos y el cual se acuñaba en el norte de lo que en ese momento era México.

Cuando se declaró la Independencia de EE UU el Congreso, que se reunió en Nueva York,  estableció, el 6 de julio de ese año, que el dólar español sea la moneda oficial de la nueva nación prácticamente  porque se requería uniformizar el tipo de cambio. ¿Esto por qué? Porque tras la guerra los 13 estados de la Unión quedaron en un caos financiero debido a que emitieron una inmensa cantidad de billetes de papel para financiar la guerra. Estos billetes eran pagarés, conocidos también como continentales, en nombre del Congreso Continental;  sin embargo una vez que la guerra acabó los continentales tenían un valor distinto, algunos incluso no servían ni para comprar un pan, no valían nada .

El dólar finalmente como tal (es decir, bajo una creación orgánica refrendada por un decreto del gobierno) fue gestada por Alexander Hamilton, secretario del Tesoro del Gobierno de George Washington, quien propuso, con un decreto legal de la Casa de la Moneda Estadounidense del 4 de abril de 1792, para entonces la fonética inglesa ya había adoptado la palabra dólar.

La primera moneda de un dólar emitida  por el Gobierno Federal de Estados Unidos fue acuñada en 1794  y mostraba a la Libertad, simbolizada en una mujer con cabello suelto, hoy esta moneda tiene un valor de 650 mil dólares.

Pero debido a que EE UU tuvo un crecimiento desordenado, la moneda demoró en establecerse como tal a lo largo de toda esta nación. Murillo indica que por ejemplo en el lejano oeste (primera mitad del siglo XIX) los bancos privados emitían sus propios dólares. Así, explica que habían 8.000 bancos  imprimiendo billetes distintos entre sí. Fue con Abraham Lincoln que se emitió el primer billete para evitar este desorden para lo cual creó el Banco Central el cual a su vez imprimió el ‘Greenback’ o billete verde. Lo curioso es que este billete tenía como respaldo su valor en oro (hoy ya no es así), de tal manera que eso permitía no emitir indiscriminadamente nuevos papeles.

Evidentemente, la moneda tuvo muchas transformaciones hasta llegar a hoy, pero aún no pierde su atractivo en la medida que ha sido la moneda de referencia para que los bancos centrales del mundo guarden sus reservas internacionales. De ahí que aún tenga importancia universal.

Vía el-nacional.com

No olvides que también puedes seguirme en Facebook, Twitter y Google+




Comentarios

¿Quién soy?

XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter

http://www.xac.com.ve