El programa que prometía duplicar la memoria RAM y termino siendo el más grande fraude de la Informática

SoftRAM es el caso más infame de programa para aumentar la memoria RAM.

En la década de los 90 la memoria RAM era más valiosa que el oro; no importa cuántos módulos tuvieses instalados, nunca eran los suficientes. Más que la potencia de los procesadores, muchos usuarios sentían que la memoria RAM era lo que estaba limitando el rendimiento de su ordenador.

En parte tenían razón: la llegada de sistemas operativos basados en interfaces gráficas como Windows 95 produjo una explosión de todo lo relacionado con lo “multimedia”, con reproductores de vídeo a todo color, videojuegos con gráficos tridimensionales y pesadas páginas web con fotografías.

Los 90, la era en la que la RAM lo era todo

Todo eso necesita bastante RAM, y el propio Windows 95 necesitaba unos 4 MB como mínimo, pero lo recomendable era tener al menos 8 MB; incluso si tenías dinero para comprarte un ordenador con 16 MB de memoria, era probable que te encontrases con problemas de rendimiento, programas lentos y pantallazos azules.

Pero no todo el mundo podía permitirse un “monstruo” como ese, y no siempre era posible instalar más módulos de memoria, así que inevitablemente mucha gente empezó a buscar métodos alternativos para conseguir más memoria gastando lo mínimo posible. Muchos desarrolladores descubrieron un gran filón en este mercado, y así nació la era de los optimizadores de memoria, que continuó hasta no hace mucho.

Estos programas prometían “lo que no está en los escritos”, una mejora de rendimiento espectacular y una cantidad adicional de memoria RAM a nuestra disposición. En realidad la mayoría de estos programas hacían (hacen) lo mismo, paliar como podían la nefasta gestión de memoria de Windows 95.

Uno puede preguntarse ¿cómo alguien puede creer que un software le puede dar más memoria RAM?, Este tipo de software, en 2016, nos puede parecer casi un mal chiste que no podría vender ni una copia en el mercado. Pero recordemos que en 1995 y años posteriores era habitual ver llegar a un familiar asegurando que un amigo le iba a conseguir todo Internet en tres o cuatro diskettes de 3,5 pulgadas, los de 1.44 MB. Qué época tan buena.

El problema de la gestión de memoria de Windows 95

Por ejemplo, la mayoría de estos programas se centraban en los primeros 640 KB de la memoria disponible; a esa porción se le llamaba “memoria convencional”, y era un límite de redireccionamiento de memoria que tenían los procesadores Intel 8088 y 8086.

Entre esos 640 KB y el espacio reservado para el hardware, estos procesadores sólo podían direccionar 1 MB de memoria, por lo que esa era toda la memoria disponible para el sistema operativo; este problema se solucionó con la memoria extendida, pero incluso entonces MS-DOS y Windows 95 continuaban trabajando como si sólo tuviesen ese megabyte de memoria disponible.

Eso suponía que el índice de los programas disponibles estaba en esos primeros 640 KB, y si se llenaba, no podíamos ejecutar más programas; muchos “aumentadores de memoria” lo único que hacían era evitar que los programas usasen el primer MB de memoria, para que Windows lo tuviese todo disponible.

Además, algunos programas también cambiaban algunos archivos de sitio y jugaban con la memoria de intercambio (swap), una porción del disco duro en el que se guardaban los archivos que no necesitaban estar en memoria inmediatamente.

La eficiencia de estos programas era dudosa, y en la mayoría de las ocasiones no ofrecían más que un efecto placebo, pero al menos hacían algo.

Uno de los peores programas que jamás han existido

En cambio, SoftRAM 95 pasará a los anales de la historia como uno de los peores programas que jamás han existido, por no hacer absolutamente nada de lo que promociona.

softram95

ANUNCIOS



“Doble Click, Doble memoria”. Así se promocionaba SoftRAM95, la versión para Windows 95 de un programa que inicialmente fue lanzado en Windows 3.1. Con esta nueva versión sus creadores, Syncronys prometían solucionar todos los problemas relacionados con la memoria RAM en Windows 95. Todo por el módico precio de 79.95 dólares.

Y lo mejor es que los usuarios que lo instalaban, no sólo notaban la diferencia, sino que el propio programa les indicaba con unos gráficos que tenían más memoria disponible. SoftRAM95 se convirtió en la mejor opción para gestionar la memoria, y fue uno de los programas más vendidos, acumulando más de 700.000 copias vendidas entre la versión de Windows 3.1 y la de Windows 95. Era el programa del momento.

El fraude del programa para aumentar la memoria RAM

Seguro que os dais cuenta de por donde sigue la historia. Semejante éxito provocó que varios expertos independientes se interesasen en el funcionamiento de SoftRAM95, y fue en ese momento en el que se descubrió el fraude: SoftRAM95 no hacía absolutamente nada.

softram95_1

Estudios de la memoria antes y después de ejecutar SoftRAM95 no encontraron ningún cambio. Los datos eran los mismos, no estaban comprimidos, y desde luego que ocupaban lo mismo. Cuando probaron SoftRAM95 con diferentes tamaños de memoria RAM, descubrieron que siempre tardaba exactamente el mismo tiempo en analizar y “optimizar”.

Un análisis más detallado del funcionamiento del programa reveló algo incluso más sorprendente: el código del programa estaba sacado directamente de ejemplos del kit de desarrollo para Windows. Sus creadores sólo habían copiado ese código (usado para enseñar a los programadores a usar funciones concretas), habían creado un menú y unos gráficos bonitos.

softram95_2

Y hablando de gráficos, la información que mostraban era completamente falsa, automáticamente restando siempre la misma cantidad de memoria “liberada” al total; pero si medíamos la memoria que realmente estaba ocupada, no había ningún cambio.

SoftRAM95 era un completo y absoluto fraude, y así fue considerado por la comisión de comercio de los EEUU. Sin embargo, el daño ya estaba hecho, y cuando Syncronys se declaró en bancarrota aún quedaban muchos usuarios a los que nunca se les devolvió el dinero.

download-ram

Hoy en día la idea de conseguir más memoria RAM simplemente instalando un programa es un “meme”, una broma que lamentablemente aún hay gente que se traga. Páginas como downloadmoreram.com nos permiten “descargar más memoria RAM”; si buscamos el final de la web, leeremos que todo es una broma.

Sin embargo, viene bien recordar que en su momento esa idea no era ninguna broma y que mucha gente cayó en todo tipo de fraudes por la obsesión de conseguir más RAM.

Vía omicrono

No olvides que también puedes seguirme en Facebook, Twitter y Google+

ANUNCIOS



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Comentarios

¿Quién soy?

XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter

http://www.xac.com.ve