Esto es lo que tus publicaciones en las redes sociales dicen sobre tu salud mental

   1 diciembre, 2016
ANUNCIOS

“¿En qué estás pensando?” actualizado recientemente a ¿Que tienes en mente?. Así saluda Facebook diariamente a sus 1.700 millones de usuarios activos.

Se trata, además, de una interrogante que incontables psiquiatras, psicólogos y asesores formulan a sus clientes al comienzo de una sesión, y una pregunta que le hacemos a un amigo o a un familiar que parece preocupado.

Nuestra actividad en las redes sociales puede suministrar información extraordinariamente reveladora -muchas veces accidentalmente- sobre nuestra salud mental.

No es de extrañar que los profesionales encargados de cuidarla estén ahora explorando cómo pueden aprovechar esas señales para tomar el “pulso emocional” de individuos, comunidades e incluso de especies enteras.

Revelaciones personales

Un estudio de 555 usuarios de Facebook en EE.UU. encontró que las personas extrovertidas tenían más probabilidades de publicar cosas sobre sus actividades sociales y cotidianas, y de forma más frecuente.

Las personas con una baja autoestima tendían a hacer más publicaciones sobre su pareja romántica, mientras que los individuos neuróticos acudían a Facebook buscando validación y atención.

Y quienes tenían tendencias narcisistas usaban sus actualizaciones de estado para presumir de sus logros o elogiar sus dietas y sus rutinas de ejercicios.

ANUNCIOS

Otro estudio sugirió que quienes publican muchos selfies son, generalmente, más narcisistas y de tendencias psicopáticas, mientras que quienes retocan digitalmente mucho sus fotos pueden, en realidad, tener una baja autoestima.

Terapia de redes

Cualquiera que haya escrito una airada diatriba en Facebook o publicado un desolador mensaje en Twitter en la madrugada sabrá que hay una forma de autoterapia integrada a nuestro uso de las redes sociales.

Pero, ¿será que gritar a un vacío amplifica nuestros problemas en vez de ayudarnos?

Eso es lo que, aparentemente, piensa el Centro de Salud Mental y Género de México, que lanzó una campaña advirtiéndole a los ciudadanos que compartir sus aflicciones en Facebook no es una alternativa barata a tener una terapia psicológica adecuada.

Sin embargo, el “vacío” está escuchando y puede ayudar.

Hay investigadores que estudian cómo las actualizaciones de estados o publicaciones en Twitter pueden ser rastreadas en busca de señales de alarma en caso, por ejemplo, de riesgo de suicidio.

Lee más en bbc.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios