Estos son los lenguajes de programación más usados por los hackers




Cualquier dispositivo, aplicación, juego o página web funciona gracias a un código escrito en alguno de los principales lenguajes de programación. Antes de nada, es importante tener claro que el hacking requiere ciertos conocimientos técnicos y que no basta con hacer click aquí o allá. En otras palabras, al sumergimos en las profundidades del software no nos encontraremos con interfaces intuitivas ni mecánicas de drag and drop.

Los piratas informáticos y los expertos en ciberseguridad utilizan diferentes tipos de código porque cada uno tiene una función concreta. En líneas generales, el hacking consiste en romper el código que opera detrás de un programa o aplicación. Podemos distinguir tres métodos distintos para alcanzar este fin: web hacking, exploits y la ingeniería inversa.

La mayor parte de la tecnología que consumimos los usuarios se construye alrededor de la World Wide Web. Por lo tanto, cualquier hacker interesado en intervenir en páginas o aplicaciones web tendrá que aprender los lenguajes con los que se construye Internet. Eso incluye los cuatro lenguajes más comunes en la actualidad: HTML, PHP, JavaScript y SQL.

HTML es un lenguaje muy sencillo que se utiliza para desarrollar las páginas a las que accedemos desde nuestro navegador de Internet. JavaScript, en cambio, es más complejo y se emplea en las interfaces de usuario y en las webs dinámicas. PHP es un lenguaje para servidores dinámicos que se encarga de gestionar los sites y las bases de datos. Este último está considerado como uno de los lenguajes más relevantes en cuanto a hacking porque controlar un servidor es fundamental a la hora de intervenir en un site.

hack_article

SQL es el lenguaje de programación que se encarga de almacenar y gestionar los datos sensibles y confidenciales, como credenciales de usuario, contraseñas y otro tipo de información personal. La mayoría de piratas informáticos acceden a las bases de datos SQL para luego vender la información en foros de la deep web.

Además de la piratería web, otro método típico del hacking son los exploits. Los exploits son piezas de software que se aprovechan de las vulnerabilidades para tomar el control del sistema. Python es la principal herramienta que utilizan los investigadores de seguridad y los ciberdelincuentes para crear este tipo de programas. Ruby es un lenguaje orientado a objetos bastante complejo, pero muy útil cuando se trata de forzar alguna vulnerabilidad.

Por último, la ingeniería inversa es un proceso algo confuso que consiste en analizar el código binario de un programa para rastrear el código fuente original. Esto implica convertir un código escrito con lenguaje de alto nivel en uno de bajo nivel sin cambiar ni modificar el software original. Para emplear esta técnica es necesario conocer muy bien C, C++ y Java.

Vía computerhoy.com

No olvides que también puedes seguirme en Facebook, Twitter y Google+




Comentarios

¿Quién soy?

XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter

http://www.xac.com.ve