I Know Kung Fu!! El aprendizaje a lo Matrix podría hacerse realidad




Científicos han conseguido crear un equivalente del aprendizaje instantáneo que apareció en las películas de Matrix.

¿Y si pudieses aprender Kung Fu sólo con descargarte un programa? The Matrix planteaba esta posibilidad cuando reveló que para aprender nuevas habilidades en el mundo virtual no hacía falta entrenar, sino configurar tu cuerpo virtual con nuevas aplicaciones.

Sin embargo, este aprendizaje sólo podía aplicarse en el mundo de Matrix y no en la vida real, como cuando en un videojuego desbloqueamos una nueva habilidad. Pues bien, lo curioso es que, de todas las absurdas tecnologías presentadas por la saga, esta puede que sea de las primeras en hacerse realidad.

El aprendizaje instantáneo se hace realidad

Un equipo de científicos de los Laboratorios HRL ha conseguido crear algo similar, un sistema que permite a los pilotos novatos aprender a volar todo tipo de aviones basándose en las experiencias de pilotos expertos.

El sistema es realmente sencillo, tanto que sorprende que haya tenido tanto éxito. Primero, el equipo registró la actividad cerebral de seis pilotos diferentes de aviones comerciales y militares.

ondas-cerebrales

A continuación transmitieron los patrones cerebrales que habían conseguido a 32 pilotos novatos durante cuatro días consecutivos, usando gorros de electrodos que soltaban pequeñas descargas con las ondas cerebrales de los pilotos expertos.

Por increíble que parezca, cuando terminaron todas las sesiones, se demostró que los pilotos novatos habían mejorado sus habilidades en un 33% comparadas con las del grupo de control, que también habían usado los gorros de electrodos pero estos no se habían activado, para descartar posibles efectos “placebo”.

Los pilotos que recibieron las ondas cerebrales de expertos fueron mejores

ondas-cerebrales-simulacion

Los científicos pusieron a los pilotos en simuladores de vuelo, y comprobaron que los pilotos que habían recibido las ondas cerebrales eran capaces de realizar maniobras con más fuerzas G de media que el resto, lo que indicaría una mayor seguridad en lo que están haciendo, sin tener una mayor experiencia real.

Además, también notaron diferencias dependiendo de dónde se aplicaban los electrodos; en los pilotos que habían recibido más en la corteza dorsolateral prefrontal se comprobó que eran capaces de aterrizar un avión de manera más suave que el resto.

Sin embargo, aún queda mucho para crear discos con experiencias pasadas que podamos aprender por nuestra cuenta; para empezar, el estudio no contempla los efectos del experimento después de un tiempo, por lo que no queda claro si los pilotos realmente han aprendido algo, o si sólo ha servido como ayuda para que aprendan por su cuenta.

Vía omicrono.com

 

No olvides que también puedes seguirme en Facebook, Twitter y Google+




Comentarios

¿Quién soy?

XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter

http://www.xac.com.ve