Los robots sexuales podrían ser tan sorprendentes que dejaríamos de tener sexo con humanos

   2 Diciembre, 2016

Los avances de la tecnología cambian nuestras vidas cada año de formas que hubiésemos imaginado imposibles en el pasado. Ha revolucionado la forma en que consumimos la música, de tomar fotografías, de discutir con nuestros amigos, y en que jugamos videojuegos. Entonces ¿Cuál es la próxima frontera? Un investigador Americano del Kirkwood College piensa que es el sexo.

Ese investigador es Joel Snell y, en entrevista con Daily Star, recientemente resalto los peligros de la venidera edad de oro del sexo robótico. Después de todo, ¿Cuál es el punto de salir y enfrentar un rechazo tratando de encontrar pareja? Cuando puedes experimentar todos los deseos físicos que siempre has tenido en la comodidad de tu casa, con un robot cuyo consentimiento entusiasta le ha sido programado.

“Las personas se podrían volver obsesivas por ser siempre fieles y agradables amantes de sus robots sexuales. Las personas reorganizaran sus vidas para adaptarlas a sus nuevas adicciones” Advierte Snell.

El impacto que esto podría traer a los matrimonios puede ser tanto positivo como negativo. Para las parejas que tienen juntas un largo tiempo, los robots sexuales podrían ayudar a aliviar la tensión de una relación romántica que ha perdido el fuego, pero también podría convertirse fácilmente en otra forma de infidelidad a los ojos de muchas parejas. Después de todo, un juguete sexual con una cara es una experiencia emocional diferente a una pieza de plástico.

ANUNCIOS

También es importante considerar las maneras en que nuestra sociedad moderna maneja el sexo. La generación del milenio – Millennials – están teniendo menos sexo que cualquier otra generación en 60 años. El sexo robótico alivia la tensión de la frustración sexual sin el riesgo del rechazo. Con más beneficios, y con ningún riesgo.

Mientras que el mundo actual no puede ofrecer seguridad a largo plazo, si ofrece toneladas de gratificación instantánea. Casi cada canción, película, programa de televisión, o libro instantáneamente pueden estar en tu bolsillo. Tal vez Joel Snell tiene razón, y un robot “Spotify-para-sexo” probara que efectivamente los seres humanos no son capaces de manejar la responsabilidad.

Un estudio del 2014 mostro que los adictos al sexo tienen patrones cerebrales similares a aquellos que son adictos a las drogas. En casos como este, el sexo robótico sería una manera de mantener a raya estos impulsos, o simplemente sería una manera de obtener una solución más eficiente. Estas son preguntas importantes que nuestra sociedad necesita hacer mientras avanzamos lentamente hacia el día en que el sexo robótico deje de usar dispositivos sin rostro y espeluznantes muñecas reales, y en su lugar ofrezca alternativas más realistas.

Pero habrá que tener cuidado en la medida en que avanzamos y hacemos más inteligentes a esos robots, si ven la serie de HBO Westworld, sabrán que no es muy conveniente para la raza humana programarlos para que logren ser más inteligentes que nosotros, porque lo que se ve en esa serie, en un descuido puede volverse una realidad y la tecnología para que eso suceda en gran parte ya existe.

ANUNCIOS

Vía dailydot.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios

Acerca de XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter