Microsoft “lanza” sus servidores al mar…




Si el 50% de la población mundial vive cerca de la costa, ¿porque no llevar allí los servidores? Ese el pensamiento que da lugar a Project Natick, el último proyecto de Microsoft para almacenar y refrigerar servidores.

Los centros de datos de Google, son instalaciones gigantescas que la compañía del buscador tiene en varios puntos de planeta para mantener toda su infraestructura de servicios y permitir a los usuarios, en cualquier parte, un acceso rápido.

Por supuesto Google no es la única que los tiene. Esos centros de servidores son costosos, pero igual los es su mantenimiento y, sobre todo, su refrigeración. Para asegurar un correcto funcionamiento, las instalaciones cuentan con sistemas para controlar y rebajar la temperatura de los servidores, y claro, una de las opciones por las que optan algunas empresas es utilizar los recursos naturales.

Project Natick, centros de datos submarinos y alimentados por las mareas

Google, por ejemplo, aprovecha el agua helada de la bahía en su Centro de  Hamina, en Finlandia. Y así llegamos hasta Project Natick.

Microsoft tiene una nueva forma de refrigerar sus centros de datos y servidores: tirarlos al mar. Como lo lees, el proyecto Natick consiste en investigar cómo resultaría almacenar servidores en cápsulas directamente bajo el mar, de manera que el agua de sirva para reducir su temperatura, disipando el calor que genera.

No es ninguna locura, ni un concepto escrito es un papel que veremos si se hace realidad en algún momento, Microsoft ya ha probado la idea durante tres meses. El pasado agosto de 2015 lanzaron una nave de unos 17.000 kilogramos, que llamaron Leona Philpot, a un kilómetro de la costa, en el Océano Pacífico.

capsula-servidores

Las ventajas de los servidores bajo el mar

Además de la reducción de la temperatura, ¿qué otras ventajas tendrían este tipo de instalaciones bajo el océano?. La mitad de la población mundial vive a menos de 200 kilómetros de la costa, así que se podrían situar centros de servidores sumergidos más cerca de los núcleos de población, ofreciendo conexiones con menor latencia y además en tiempo récord, ya que la fabricación y colocación de cada cápsula son unos 90 días, muy inferior a los años que se tarda en construir un Centro de datos en un edificio.

También se aprovecharía las mareas para generar energía que alimente los centros y así reducir el impacto medioambiental y, además, se podrían utilizar para reforzar las infraestructuras de servidores cuando se produzcan grandes eventos (por ejemplo, un Mundial de Fútbol) o catástrofes naturales.

Obviamente no todo es favorable. En caso de un fallo, la actuación de un equipo humano no es inmediata y, al estar bajo el océano, las tareas de mantenimiento también son complicadas, por eso Microsoft planea que cada nave o cápsula se sacará a la superficie para revisarla y ponerla al día.

Project Natick se queda, de momento, como un proyecto experimental, pero nada descabellado.

Vía omicrono.com

No olvides que también puedes seguirme en Facebook, Twitter y Google+




Comentarios

¿Quién soy?

XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter

http://www.xac.com.ve