¿Qué le pasaría al cerebro de un humano en el camino a Marte?




Llevar a los primeros seres humanos a Marte es la ambición más grande que la NASA tiene hoy en día, pero ha surgido otro nuevo problema para una potencial misión tripulada. Los astronautas perderán inteligencia por el camino al planeta rojo, debido a los efectos a la exposición a radiación espacial por mucho tiempo.

Para entender esto primero debemos comprender que el campo magnético de la Tierra nos protege de la radiación del espacio, pero al estar fuera de este, quedamos indefensos ante ella, y por supuesto, esto es dañino para nuestro cuerpo. Puede que no lo sea en cortos períodos de tiempo (como en un viaje a la Luna), pero sí cuando estamos expuestos a ella durante meses, que es lo que toma simplemente llegar a Marte.

Para analizar los efectos de esta radiación en el cerebro humano, un equipo de investigadores de la Universidad de California y la Universidad de Nevada, en los Estados Unidos, se ha dedicado a estudiar el efecto de radiación espacial simulada en ratones de laboratorio, como explica su estudio publicado en la revista Science Advances. El experimento ha sido sencillo: exponer a los ratones durante seis semanas a los rayos gamas que encontraríamos en el espacio, y estudiar los efectos de esta en sus capacidades cognitivas.

Para ello, han realizado pruebas cognitivas en el grupo que fue sometido a la radiación, y comparado los resultados con ratones que no fueron expuestos. Resulta que la población que fue parte del experimento no se mostraba interesada en objetos que los otros sí, y no reaccionaba igual a las pruebas, respondiendo o más lento, o nada en lo absoluto.

Al analizar sus cerebros se percataron de que las ramificaciones que conducen las neuronas en el cerebro se vieron muy afectadas por su exposición a la radiación, similar a lo que sucede en un cerebro con Alzheimer. Esto es algo muy grave y supone un gran peligro para los humanos en una misión a otro planeta.

Por supuesto, el cerebro humano tardaría más en verse afectado, pero al final el resultado sería el mismo. La NASA está estudiando formas de evitar esta clase de riesgos, pero hasta ahora ninguna de las propuestas es completamente viable. Por un lado, colocar un escudo especial anti-radiación en la nave sería extremadamente costoso (al hacerla más pesada, necesita más combustible), y por otro, plantean el uso de drogas para ello, u otras alternativas. Aún no hay una respuesta a este grave problema.

Porque es grave, en serio. El hecho de que un ser humano pierda inteligencia al llegar a otro planeta supone un riesgo de vida o muerte. Puede que la NASA quiera llevarnos a Marte, y que incluso haya otros proyectos ambiciosos (y sospechosos) como el Mars One, pero hablamos de un viaje de meses sin retorno, por lo que queda mucho tiempo antes de que los preparativos estén listos, y lancemos un cohete apuntando al planeta rojo.

Vía gizmodo.com

No olvides que también puedes seguirme en Facebook, Twitter y Google+




Comentarios

¿Quién soy?

XAC

Fanático de la web, escribo acerca de lo que considero interesante, amante de la tecnología, en constante búsqueda de nuevas formas de hacer dinero en la web, pseudogamer, residenciado actualmente en algún lugar de la ciudad de Pripyat. Sigueme en Facebook y en Twitter

http://www.xac.com.ve