Super pesada esta broma, eso no se hace :O

Roman Atwood, un reconocido bromista, decidió pegarle el ‘susto de la vida’ a su propia esposa: el hombre fingió que lanzaba por las escaleras por accidente a su hijo menor, en lo que parecía ser una ‘mortal caída’.

La mujer, despavorida por lo que observó, baja corriendo las escaleras a auxiliar al menor y descubre que quien había caído no era su pequeño hijo sino un muñeco de igual tamaño.

La broma, que fue publicada el domingo pasado, cuenta con más de 14 millones de reproducciones en YouTube.

Vía NTN24

Super pesada esta broma, eso no se hace :O